segunda-feira, 14 de setembro de 2015

"Na época eu era um sujeito perseguido pelas nostalgias. Sempre tinha sido, e não sabia como me livrar da saudade para viver tranquilamente.
Ainda não aprendi. E desconfio que nunca vou aprender. Mas pelo menos já sei uma coisa valiosa: é impossível me livrar das saudades porque é impossível se livrar da memória. Você não pode se livrar daquilo que amou.
Isso tudo vai estar sempre com a gente. Sempre vamos desejar recuperar o lado bom da vida e esquecer e destruir a memória do lado mau. Apagar as perversidades que cometemos, desfazer a lembrança das pessoas que nos magoaram, eliminar as tristezas e as épocas de infelicidade.
É totalmente humano, então, ser nostálgico, e a única solução é aprender a conviver com a saudade. Talvez, por sorte nossa, a saudade possa se transformar, de uma coisa depressiva e triste, numa pequena faísca que nos impulsione para o novo, para nos entregar a outro amor, a outra cidade, a outro tempo, que talvez seja melhor ou pior, não importa, mas será diferente. Isso é o que todos nós procuramos todo dia: não desperdicçar a vida na solidão, encontrar alguém, entregar-nos um pouco, evitar a rotina, desfrutar a nossa parte da festa."

Trilogia Suja de Havana... 
Pedro Juan Gutiérrez...

sexta-feira, 22 de maio de 2015

diálogos inversos...

- Quanto tempo, querida! Engordou?
- Não, amiga! Tô grávida mesmo!
- Ai, poxa, me desculpa!!

Tiago Elídio...

segunda-feira, 11 de maio de 2015

monólogos pós-contemporâneos...

- Ai, hoje eu acordei meio não binária... 
- Afinal não sou obrigado, né?!
- Arrasou, gata!
- Obrigadx!

Tiago Elídio...

sexta-feira, 10 de abril de 2015

diálogos pós-contemporâneos...

- Olha só, que barrigão! É menino ou menina?
- Hmm, ainda não sei. Depende... Se for menino trans, é menina. Se for menino cis, é menino. Se for menina trans, é menino. E se for menina cis, é menina.
- Tendi...

Tiago Elídio...

sexta-feira, 23 de janeiro de 2015

Manifiesto (Hablo por mi diferencia)

No soy Pasolini pidiendo explicaciones
No soy Ginsberg expulsado de Cuba
No soy un marica disfrazado de poeta
No necesito disfraz
Aquí está mi cara
Hablo por mi diferencia
Defiendo lo que soy
Y no soy tan raro
Me apesta la injusticia
Y sospecho de esta cueca democrática
Pero no me hable del proletariado
Porque ser pobre y maricón es peor
Hay que ser ácido para soportarlo
Es darle un rodeo a los machitos de la esquina
Es un padre que te odia
Porque al hijo se le dobla la patita
Es tener una madre de manos tajeadas por el cloro
Envejecidas de limpieza
Acunándote de enfermo
Por malas costumbres
Por mala suerte
Como la dictadura
Peor que la dictadura
Porque la dictadura pasa
Y viene la democracia
Y detrasito el socialismo
¿Y entonces?
¿Qué harán con nosotros compañero?
¿Nos amarrarán de las trenzas en fardos
con destino a un sidario cubano?
Nos meterán en algún tren de ninguna parte
Como en el barco del general Ibáñez
Donde aprendimos a nadar
Pero ninguno llegó a la costa
Por eso Valparaíso apagó sus luces rojas
Por eso las casas de caramba
Le brindaron una lágrima negra
A los colizas comidos por las jaibas
Ese año que la Comisión de Derechos Humanos
no recuerda
Por eso compañero le pregunto
¿Existe aún el tren siberiano
de la propaganda reaccionaria?
Ese tren que pasa por sus pupilas
Cuando mi voz se pone demasiado dulce
¿Y usted?
¿Qué hará con ese recuerdo de niños
Pajeándonos y otras cosas
En las vacaciones de Cartagena?
¿El futuro será en blanco y negro?
¿El tiempo en noche y día laboral
sin ambigüedades?
¿No habrá un maricón en alguna esquina
desequilibrando el futuro de su hombre nuevo?
¿Van a dejarnos bordar de pájaros
las banderas de la patria libre?
El fusil se lo dejo a usted
Que tiene la sangre fría
Y no es miedo
El miedo se me fue pasando
De atajar cuchillos
En los sótanos sexuales donde anduve
Y no se sienta agredido
Si le hablo de estas cosas
Y le miro el bulto
No soy hipócrita
¿Acaso las tetas de una mujer
no lo hacen bajar la vista?
¿No cree usted
que solos en la sierra
algo se nos iba a ocurrir?
Aunque después me odie
Por corromper su moral revolucionaria
¿Tiene miedo que se homosexualice la vida?
Y no hablo de meterlo y sacarlo
Y sacarlo y meterlo solamente
Hablo de ternura compañero
Usted no sabe
Cómo cuesta encontrar el amor
En estas condiciones
Usted no sabe
Qué es cargar con esta lepra
La gente guarda las distancias
La gente comprende y dice:
Es marica pero escribe bien
Es marica pero es buen amigo
Súper-buena-onda
Yo no soy buena onda
Yo acepto al mundo
Sin pedirle esa buena onda
Pero igual se ríen
Tengo cicatrices de risas en la espalda
Usted cree que pienso con el poto
Y que al primer parrillazo de la CNI
Lo iba a soltar todo
No sabe que la hombría
Nunca la aprendí en los cuarteles
Mi hombría me la enseñó la noche
Detrás de un poste
Esa hombría de la que usted se jacta
Se la metieron en el regimiento
Un milico asesino
De esos que aún están en el poder
Mi hombría no la recibí del partido
Porque me rechazaron con risitas
Muchas veces
Mi hombría la aprendí participando
En la dura de esos años
Y se rieron de mi voz amariconada
Gritando: Y va a caer, y va a caer
Y aunque usted grita como hombre
No ha conseguido que se vaya
Mi hombría fue la mordaza
No fue ir al estadio
Y agarrarme a combos por el Colo Colo
El fútbol es otra homosexualidad tapada
Como el box, la política y el vino
Mi hombría fue morderme las burlas
Comer rabia para no matar a todo el mundo
Mi hombría es aceptarme diferente
Ser cobarde es mucho más duro
Yo no pongo la otra mejilla
Pongo el culo compañero
Y ésa es mi venganza
Mi hombría espera paciente
Que los machos se hagan viejos
Porque a esta altura del partido
La izquierda tranza su culo lacio
En el parlamento
Mi hombría fue difícil
Por eso a este tren no me subo
Sin saber dónde va
Yo no voy a cambiar por el marxismo
Que me rechazó tantas veces
No necesito cambiar
Soy más subversivo que usted
No voy a cambiar solamente
Porque los pobres y los ricos
A otro perro con ese hueso
Tampoco porque el capitalismo es injusto
En Nueva York los maricas se besan en la calle
Pero esa parte se la dejo a usted
Que tanto le interesa
Que la revolución no se pudra del todo
A usted le doy este mensaje
Y no es por mí
Yo estoy viejo
Y su utopía es para las generaciones futuras
Hay tantos niños que van a nacer
Con una alíta rota
Y yo quiero que vuelen compañero
Que su revolución
Les dé un pedazo de cielo rojo
Para que puedan volar.

Pedro Lemebel...

terça-feira, 13 de janeiro de 2015

"Eu sempre me divertia com a instabilidade dos dois. Bem, de fato, gosto de ver pessoas que ainda são humanas, que são como pobres cobaias que repetem os mesmos erros de todas as pessoas que já passaram pelo mundo. Sempre se enganam com as mesmas coisas, tropeçam nas mesmas pedras, são ingênuos e estúpidos até a morte. Mas eu continuo adorando esse tipo de gente boboca que ainda se engana, que sempre leva a vida em plena instabilidade. Gosto de ver ou de ouvir pessoas assim. As outras, as inumanas, as que ultimamente são muito niilistas ou muito inteligentes, parecem-me frias e chatas e, acima de tudo, ter pretensões grotescas. Ainda hoje espio diariamente a espécie humana mais tradicional, a mais afável e ao mesmo tempo a mais burra. Espio-a de meus potentes computadores. E sempre vejo pobres vizinhos humano atolados na escura e grande piada do mundo."
Trecho de "Matéria escura", do livro "Exploradores do Abismo", de Enrique Vila-Matas...

segunda-feira, 12 de janeiro de 2015

"Em parte, estava muito claro que toda sua síndrome de Estocolmo se devia à falta que sentia daquelas longas horas passadas no hospital, aquelas horas em que finalmente conseguira refletir sobre o mundo, sobre nossa vulnerabilidade congênita, sobre a fragilidade do ser humano. Adoecer gravemente o levara por fim a enfrentar, com rigor variável e que dependia do humor do dia, as questões essenciais da vida."
Trecho de "Os autistas são assim", do livro "Exploradores do Abismo", de Enrique Vila-Matas...

sexta-feira, 9 de janeiro de 2015

"- El inevitable desenlace del segundo oscurantismo fue obvio a la luz de todos menos a la de los contemporáneo mismos: el agotamiento de los recursos naturales, la destrucción del medio ambiente y, en última instancia, la autoexterminación en masa. Una vez que la gente no tenía más que hacer con sus insufribles vidas como engrenajes de una gigantesca máquina de explotación, se dedicó a destruir tal máquina y, de paso, a destruirse a sí mismos."
Fragmento de "El museu de media hora", de "Interrumpimos este programa", libro de Kurt Hackbarth...